• 11/04/2017

El Palacio de Congresos de Valencia obtiene un resultado de 679.299 euros en 2016

En la reunión del Consejo de Administración de Palacio de Congresos de Valencia celebrada hoy, se han aprobado las cuentas anuales relativas al año 2016. Según los resultados presentados por la entidad en su informe de gestión, el Palacio ha obtenido un EBITDA de 985.335 euros y un resultado neto de 679.298,63 euros. Asimismo, destaca la reducción de un 10% en gastos fijos (-250.000 euros).

Para el recinto, el 2017 comienza con muy buenas perspectivas, dado que tan solo en el primer trimestre se ha registrado un incremento del 36 % en el número de eventos y un 73% en el número de asistentes, comparado con el mismo periodo del año anterior. A esta tendencia positiva va a contribuir indudablemente la firme apuesta del Ayuntamiento de Valencia, que en el ejercicio 2016 impulsó, a través de una inversión de 1.100.000 de euros, la realización de diversas acciones basadas principalmente en la sostenibilidad, la eficiencia y el ahorro económico y cuyo objetivo era favorecer, gestionando con eficiencia y eficacia, la mejora del desarrollo de la actividad en el edificio y al aumento de la satisfacción del cliente.

En este nuevo ejercicio, está previsto seguir avanzando en este proyecto fundamentado en la innovación tecnológica para mejorar aún más los resultados. Con una nueva inversión, cuyo valor asciende a 450.000 euros, el equipo de profesionales del Palacio se alía con una innovadora oferta tecnológica que incorpora las funciones más avanzadas y renueva los equipos audiovisuales fijos en el edificio por otros de última generación.

El versátil diseño del edificio se verá complementado por un equipamiento de vanguardia que incluye: proyección láser y DLP de hasta 30.000 lúmenes, conectividad inalámbrica (WIFI) para más de 3.000 personas, red de fibra óptica de cableado cat 6 (1Gb) conectando todas las salas, iluminación escenográfica LED o sistema de conferencia y traducción simultánea digital de última generación, entre otras prestaciones.

Gracias a la puesta en marcha de estas acciones, el palacio valenciano potencia su competitividad y como consecuencia el incremento en la captación de negocio, contribuyendo todo ello al aumento del turismo de reuniones en la ciudad, cuyo gasto es unas tres veces superior al del turista tradicional y dinamiza la economía local gracias al impacto directo e indirecto generado por la actividad congresual desarrollada en el Palacio.